Poemario “La Sorda” de Dina Piera Di Donato – Por Marcy J. Betancourt

Conocí a Dina Piera en su breve paso por la ciudad de Cumaná. Eso fue en el año de 1996. Puedo decir con mucho orgullo que no solamente conocí a la escritora, artista y profesora de la Universidad de Oriente, conocí también al ser humano que ríe y llora, que se estremece con el canto de los pájaros, que se emociona con el olor de la flor de jazmín mientras camina al descuido por los edificios de Los Chaimas, y que regala libros de literatura para compartir un mundo sin límites: el mundo de las letras.

____Hace mucho tiempo recibí el manuscrito digital de La Sorda de la propia autora. Esta breve reseña es una manera de expresar mi agradecimiento al gesto del regalo y, compartir, un justo repaso por algunos poemas que me impactaron.

____El libro La Sorda fue publicado por el Instituto de Cultura del Estado Monagas – Venezuela, en el año 2011.  Tal como dice el periodista venezolano José Pulido “quien lee ´La Sorda´ nunca más olvida a la Monja Teresa de Cartagena… ni a la poeta que escribió este libro”.

____Antes de abrir este espacio público para La Sorda quisiera indicar que la poeta Di Donato no es fácil de seguir. Su mundo artístico puede moverse desde Upata hasta Marruecos, desde París hasta Cumaná, desde la ficción y creación hasta lo real o lo intangible. Ella se traslada velozmente de un mundo a otro permeando en sus poemas un universo femenino atemporal.

____La Sorda tiene 9 capítulos. Para esta oportunidad sólo atenderé a mi corazón y citaré algunos poemas de esta magnífica obra; desearía con ello que mucha gente conozca y reconozca el arte literario de gran factura que tiene esta escritora venezolana, residenciada actualmente en Nueva York.

____La primera parte titulada Exordium finaliza con el poema Desgranada en el que la autora plasma con gran belleza el silencio del claustro. El tiempo, inscrito en cuentas de un rosario, en el cielo estrellado, y la monja Teresa de Cartagena respira a través del hábito las condiciones y privaciones del amor entregado a la vida misionera.

_

Desgranada (Fragmento, pág 13)

En las pieles del scriptorium has estado
deshojando deshuesando

cultivo mi suerte las
gacelas del tapiz la
noche estrellada que
lleva la cuenta

no soy una antigua sacada de su casa para el
coro de las lamentaciones
de las niñas muertas

tengo
tiempo
tengo
hijos
no tengo un amor
lo suficientemente
contrariado ni
el elixir veronal
del Dr. Bustamente

el zumo al sereno el dolor quieto
de la vida misionera
_

El silencio y el amor caminan juntos en la quietud del convento. La era medieval se hace presente para describir el secreto a voces de las madres y hermanas encerradas por propia voluntad para entregarse a lo divino.

____Luego, epígrafes de poemas de Sachs, Kavafis y Pessoa abren paso a  Narratio de la ociosa, la rosa y la agonía. Aquí Di Donato presenta 7 poemas. La Píldora inicia con picarescos versos de la famosa canción de Sor Sonrisa y después alterna versos propios para hacer un colosal y conmovedor poema.

_

La Píldora (Fragmento, pág 16)

Domi-ni-que
    -nique-nique

el fisco te suelta

al fin
demonia
en paz
con Anne Pécher

apaga y paga
el dúo pecador

_

¿A dónde va Di Donato con la tragedia de la monja cantante? Recordatorio del purgatorio terrenal. Coraje de la escritora para hurgar en el pasado reciente posibles lecturas medievales.

_

La Píldora (Fragmento, pág 16)

se suicidan
llega el perdón
las entierran juntas

_

Una expiación tardía de quienes ofrecen la muerte como una forma de vida. Di Donato no da tregua para formular falsas interpretaciones; es directa en cada verso.

_

La Píldora (Fragmento, pág 19)

la industria farmacéutica
buena entonces para afinar
las puso también en venta a
la intemperie

elegidas del señor

el útero libre
pobremente por ahí

empastillado

la píldora dorada
malvivió con el seconal

la botella para el camino
lo suficientemente largo
rota en sus hígados

solamente habla de Dios

_

Desde 1963 hasta hoy la historia de anticonceptivos, posiblemente, es la misma y Dina Piera descorre la piel de Sor Sonrisa, de Dominique, de Pécher y su novia para conmover al lector. Desde África y sus lapidaciones hasta la Sociedad de Autores Belgas, en actitud de redención, quedan sujetos al dolor niquelado de un canto inocente.

____Luego el capítulo de Ciudad de la Alegría en las manos de Esdras, compuesto de 4 poemas, es una referencia directa a la poeta venezolana Esdras Parra. Los versos que más me gustan se encuentran en su último poema que a continuación cito.

_

Fuga de muerte te leemos (Fragmento pág 30)

son la felicidad pura
errante

traída de Bucarest
la rosa
de la casa

la lengua de la liebre cosquillea mis
pestañas apura

voy a buscar su reloj de bolsillo
de plata
al fondo

_

Indudablemente, un gran homenaje a Esdras. Un paseo por los recuerdos felices del hombre primero y mujer después, en nota musical Rumana (¿o fue acaso una invención de la poeta del Estado Bolívar?).

____Dina Piera Di Donato siempre está en una continua creación literaria. Sus poemas, cuentos o ensayos se concatenan en un tiempo-espacio inexistente; entonces cómo lograr definirla. Realmente no es necesario. Desde mi humilde punto de vista sólo hay que leerla y disfrutar, con el corazón abierto, de sus recorridos humanos.

____Una de las grandes virtudes de esta escritora es su transfiguración artística. No es una mutación para farsear la literatura es la sublime adaptación de la música, la plástica y la cinematografía para “oír la vida como le diría a José Pulido en su fantástica y reveladora entrevista realizada a la poeta. Dina Piera Di Donato ejercita el sincretismo de manera natural y conduce a los lectores a emociones inesperadas.

_

_

_


Marcy Betancourt. MSc. en  Planificación del Desarrollo Regional. Formación en Gestión de la Cultura y el Patrimonio. Coautora de los libros: Antología de un Taller (1998) y Antología de narrativa cumanesa 1950 – 2004 (2005). Actualmente, Coordinadora del Cine Club UDO “David Suárez” de la Universidad de Oriente – Núcleo de Sucre. Promotor cultural con más de 25 años en el cineclubismo. Colaboradora permanente en actividades literarias en la Casa-Museo “José Antonio Ramos Sucre”, Cumaná-Venezuela.

Marcy Betancourt Foto