Gabriel Reyes: Poesía mexicana

Gabriel Reyes (León Gto. 1996) es egresado de la licenciatura en Letras Españolas por la Universidad de Guanajuato. Cuenta con textos de creación poética, traducción y crítica literaria en revistas electrónicas e impresas, tales como: Ruleta Rusa, Gallo Galante, Revista Golfa, Página salmón y Los demonios y los días. Actualmente figura en esta última como parte del comité editorial en calidad de corrector.

_

_

_

METAMARFOSIS

_

Omne vivum ex vivo
Francesco Redi

_

El hedor transparente de la roca
sumergida entre acuáticas bacterias
donde la espuma hierve lo que toca
unos peces aviva en mis arterias.

Ora el alga por la garganta escala,
ora emite el molusco de la oreja
el sonido del mar, que el mar no iguala
cuando a mi imagen turbia se asemeja.

Mientras, deviene el ojo en la burbuja,
el brazo su mecánica acelera
cuando la ola interna que lo empuja
al romperse en la mano, que la espera,

la abre y helado el tacto se transluce.
La transparencia mi forma acapara
mas la policromía a esta conduce
aunque difusa, no ya menos clara.

Pues el acuario que me configura
los ya no órganos muestra en la vía:
A un arrecife alberga entre la estría
el cerebro que el cambio conjetura.

Y del tórax el pulpo se escabulle
-latiendo aún que su labor no cesa-
dentro del cuerpo vaga con destreza
y su pigmento altera si rehúye.

El inútil pulmón a flote queda
mas lumínico todo el pecho enciende
-pues la medusa brilla si se extiende-
para atraer a su par, al que depreda.

Tan inflamado estaba en su mudanza
el estómago lleno de alimento
que globo pez ya es sin movimiento,
cuyo veneno en su interior avanza.

Pero en ese temprano ecosistema
¿no halla también acaso sus contornos
la materia inasible, aunque suprema,
sus fórmulas acaso, sus adornos?

El Pensamiento por instinto sube
y para respirar el aire en fuga
-que carece de branquias la tortuga-
ya se traga el reflejo de una nube.

Desde la caverna del inconsciente
se asoma el Sueño y llega a los corales,
caballito de mar tras de mi frente,
incuba entre los prados de las sales.

Y más y más me pesa a plena huida
el Lenguaje y sus sílabas que entumen
-una por una un pez en el cardumen-
a orillas del canto… habla la vida.

 

 

 

 

74576059_626009217932110_4863009873748557824_n


Imagen realizada por Alberto Rodriguez después de una lectura del poema