Isis Aquino: Poemas

Isis Aquino (Santo Domingo, 1986) Poeta, narradora, gestora cultural y youtuber. Sus poemas y relatos han aparecido en revistas y antologías dominicanas y extranjeras. Es autora de los poemarios Quod Scripsi (2011), Balas Perdidas (2014) y la novela breve En la Cuerda Floja publicada en (2016). “Relatos de la Tierra y sus Colonias” y “Amigos, Amantes y Espectros” son sus libros de narrativa y poesía próximos a publicarse.

______Fue fundadora del Círculo Literario “El Viento Frío” (2007-2017) y, actualmente, dirige el Ateneo Itinerante, el cual es una agrupación de difusión cultural que busca promover el hábito de la lectura en los jóvenes dominicanos.

_

_

_

Poemas

S.D.Q


Esta ciudad se acuesta sin sueño
y amanece cansada
sueña con ser otra en el reflejo de las luces sobre el Río
El sol camina despacio sobre los edificios polvorientos
y se oculta desganadamente despidiéndose de ellos
___________________como si no hubiera mañana

ya no hay tiempo para el ruido
para el fallo de los jueces
ni la pena en las pestañas de las viudas
ya no hay espacio para que un alfiler caiga
sobre las planchas de cinc bajo los puentes
ya no hay paciencia para la luz argentina
en cristales que no miran hacia el cielo…

La luna se vacía lentamente hacia las sombras
y a nadie le interesa nada, excepto
la luz de los semáforos
el precio del petróleo o las encuestas

En esta ciudad
el día nace en Herrera y acaba en San Isidro
todo el in between es solo un parpadeo en los ojos de los ángeles.
No quedan niños, ni flores, ni amantes
ni el tañir de una campana
salvaría estas pobres piedras centenarias

En esta ciudad
todo está siempre a punto de empezar
hasta que no.

_

_

_

Soltar

_
Estoy empezando a soltar
las anillas de cada granada de mi espíritu

Ahora que cada noche tengo pesadillas
sería bueno también asir los sueños,
ceñirlos al día coserlos con los hilos que tejen mi angustia

No hay escapatoria posible
al implacable paso del reloj
un letargo milenario en las líneas de un anhelo.
En este circo, todos somos payasos más o menos tristes

Un sindicato de neuronas amenaza con pararlo todo
pero en estos dedos
en estos cinco dedos tristes que esto escriben
no se negocia con terroristas

_

_

_

Cosas que se le dicen a un arquitecto en la madrugada mustia de los desamores

_
Muchos hablan de andar a tientas sobre cornisas
pero pocos saben del dolor en las ménsulas de la noche
de días enteros de megalítico silencio
asfixiantes soledades que no se ahogan
con vodka ni humos de artificio

Muchos trazan las líneas sobre el plano
pero pocos levantan el andamio de la consciencia:
el saberse milenariamente melancólico
como un grabado de Albrecht Dürer
consumido en el incendio de amores suicidas
de conversaciones elípticas
insómnicas
insensatas
anémicas…
esa sensación de apatridia de las cuatro de la mañana
recordando besos con amenaza de aborto

Hasta las cariátides se cansan
hasta tú
recordando las debacles sin sentido
ahogado en un caudal de dudas sin respuesta:
ya has tenido al amor de tu vida
¿podrá ser que ésta sea
la mujer de tu muerte?

Ella te esperará, ten fe
Los escalones de Zóser han esperado más
y aun quedan en pie
Ella te esperará
hasta que acabe de caer el Partenón

_

_

_

Poema antibiótico

_
desde el tercer piso
una muerta viviente saluda su reflejo
en el parabrisas del carro en el parqueo
un despojo de heridas e infecciones
una huésped de pus y corrosión
que escribe sus memorias en verso

falta tiempo
para la dosis clavulánica
y el potasio compuesto
para los analgésicos de siempre
las heridas supuran unas cuantas palabras
con las que no se construye un poema
todavía

un poema antibiótico
una panacea metafórica
un anestésico tropo que me salve
o que prepare el cuerpo
para el quirófano

la esperanza es un neurotransmisor
que a veces el cuerpo no produce
de manera natural.

_

_

_

New! Free! Now!

_
En la narrativa de un tiempo frenético
hay espectros que huyen de los lugares comunes
en delirante afán por el clic, por el byte
por los pixeles preciados de la fama

Todo es post
todo es trans
todo es (/poco/ {posible}) porfía

En un plano de secuencia abstracta
se sueña con rubíes que arañan las muñecas
el pañuelo de Desdémona bañado en cloroformo nos conforta

Los espectros huyen de los clichés
pastichando su camino a los laureles:
sombras, solo sombras en el muro de la cueva
que chocan entre si y se confunden;
si pagaran su servicio de internet
su GPS les diría que están caminando en círculos
alrededor de un fuego fatuo

But yet again, cada sombra es una isla
dentro de otra que no es siquiera una completa
cuando todo el mundo se maree
tal vez se respire un aire nuevo