Jorge García Prieto: Poesía de Cuba

Jorge García Prieto (La Habana, Cuba, 1979). Poeta y Promotor Cultural. Dirigió el Taller Literario Municipal de Arroyo Naranjo. PREMIO DE POESÍA MANUEL COFIÑO 2007, Segundo lugar en el CONCURSO NACIONAL DE POESÍA RAFAELA CHACÓN NARDI 2007, finalista del Premio DAVID 2012, PREMIO NACIONAL DE DÉCIMA FRANCISCO RIVERÓN HERNÁNDEZ 2017. Tiene publicado el libro POEMAS SUBSIDIADOS (La pereza, Miami, 2013). Textos suyos aparecen en las antologías  ESTA CÁRCEL DE AIRE PURO (Editorial Abril, 2011) EL ÁRBOL EN LA CUMBRE (Editorial Letras Cubanas, 2014)  PARANINFOS (Editorial Capiro, 2017) y ESTACIONES DE RETORNOS (Editorial Shushikuikat, 2019). Ha colaborado con revistas de Chile y Argentina.

_

_

_

Me quito el rostro y debajo

_

hay otro rostro y lo quito.
Tengo un rostro que está inscrito
y un rostro que el viento trajo.
Tengo un rostro con que ultrajo
el close up de cierta foto.
Tengo un rostro que es ignoto
de tantos ser a la vez.
Hoy llevo un rostro al revés
encima de un rostro roto.

Según la pasión lo opuesto
y según la jaula el canto.
Con un rostro me levanto
con otro rostro me acuesto.
Si algún día a Dios le presto
un rostro para no ser
no filmen queriendo ver
el rostro que me incrimina.
Tengo un rostro que camina
sin las piernas de volver.

La quietud de tanta prisa
lleva en su rostro mi cara
zurcida ¿Será la escara
de este siglo que agoniza?
El rostro de la ceniza
da su jaque en el tablero.
Cuando nací lo primero
que trataron de callarme
fue aquel llanto por quedarme
con un rostro verdadero.

_

_

_

¿Quién desde la tumba quieto

no quisiera reincidir
en errar en redimir
la calma de su esqueleto?
El silencio es un decreto
moderno donde rentarse
a plazos largos hincarse
de rodillas lentamente.
La censura es fluorescente
oscuridad. A sentarse
con la paciencia de Buda
con el aliento de un Dandi
con la túnica de Gandhi
y un librito de auto ayuda.
Si le sobra sangre acuda
a donarla en claroscuro
o rojo mate. ¿El cianuro
se adquiere en cualquier moneda?
¿Cuánto de sangre nos queda
por transfundirle al futuro?
¿Será el sudor  aritmético
y se traduce en salarios?
¿Tus hijos son adversarios
por un problema genético?
¿Con un coctel energético
sobornarás a la suerte
si la pirámide invierte
su ecuación y hacia la meta
no avanzas? ¿Habrá una grieta
entre la patria y la muerte?
Pobres hombres de otras fechas
tan lejos de ser virtuales.
Vivir sin redes sociales
¿Pudieras? ¿Piedras o flechas?
¿Canjearas luz led por mechas?
¿Para comer cazarías
un búfalo?¿Le darías
al búfalo entre las sienes
con tu hambre? ¿Cuántos quiénes
votan sí? ¿Te alistarías?
Stefan  Zweig nos es Fouche
Cristo no es el cristianismo
me alimentó el heroísmo
y no me parezco al Ché.
Voy sobre un cachumbambé
con la muerte bien serena
que me entierren en la arena
a donde lleguen los peces…
Perdonen tantas sandeces:
Hace un mes que hay luna llena.

_

_

_

Salgo en busca de arroz

_

y regreso con libros.
Salgo en busca de aceite
y regreso con libros.
Cualquier rincón es un altar donde amontonarlos.
El polvo que imantan
es la voz de mi hambre y de mi soledad.
Mis mujeres no advierten a la hora del arroz y del aceite
esta fosforescencia que se filtra por los hoyos del morral.
Las he visto desnudas desafiarlos
y yo amo la desnudez de las mujeres
mucho más que El Cantar de mio Cid
pero al cabo del tiempo ellas se visten
dejan espacios vacíos que muy pronto
son conquistados
por decenas de libros.

_

_

_

El dolor nació con siete dedos en la rosa izquierda

_

y nueve ciudades acabadas de sembrar.
Allí cabemos nosotros, pues no intentamos otra cosa
que escribir y leer el sin sentido.
Los poetas disidentes están agrios
los poetas que apoyan al gobierno ya lo escribieron todo
excepto que los poetas poetas siempre tienen larga el hambre
y en la nuca un mausoleo de hojarasca
Ya se lo dije a Daniel
Ya se lo dije a Sinecio
caramba, Alejandra, te lo dije
mientras un tren pasaba por tus sienes y te ibas
cautelosa, con un pez espada doblado entre los senos
y agitando una bandera.
El dolor nació también desde la luz
y a ella es menester el entregárselo.
Sé de un suicida que le fabrica zapatos ortopédicos al dolor.
Un día, conversando como ahora lo intento con ustedes, es decir,
bebiendo el hambre larga
hizo de sus manos dos paréntesis
y exclamó en un susurro
acabo de inventar un aparato que le corrige los dientes al dolor…
Le creí, alguna vez dejé caer en un bolsillo del dolor mi carta de estar vivo
fatalmente le dije ya eres posmoderno
porque entró mi esposa
y ella siempre ha creído que el dolor es huérfano y romántico
y se fue con el dolor aquella tarde.
Al menos no partió con los poetas que apoyan al gobierno
o con los agrios, al menos el dolor cargaba mi nombre en su ventisca.
Abrazó al dolor que es nuestra fuente
apóstol mercantil
pájaro trilce.
Cada nueve ciudades el dolor me escribe un manifiesto
ella lo firma.
Ando feliz porque el dolor la preña cuando la luna se hunde entre los charcos.
No se duerman
Daniel, Sinecio, no se duerman
está silbando un tren
y una muchacha desnuda ha disparado una bengala.

_

_

_

Camarada cantor

_

usted es culpable por el crimen de cantar
camarada poeta
usted es culpable por el crimen de escribir
camarada verdugo
usted es doblemente culpable por el crimen
de haber tenido un perro en las niñez.
Hay un espejo oculto en la mirada de un ciego
su bastón es culpable.
La muchacha que lo besa huele a cobre oxidado
sus pezones chinos son culpables de crecer hacia el mar cuando amanece.
Te han citado para que lo supieras.
Eres el único inocente que respira sobre el mundo
y estás destruyendo la esperanza.