Como quien enciende un fuego – Poesía iberoamericana | Por Gabriela Rosas

20190920_151537_0006Poesía mexicana – Ana Jimena Sánchez

_

_

_

Ana Jimena Sánchez (Ciudad de México, 1990) Poeta. Gestora cultural. Estudió Comunicación. Co fundó y dirige el Festival internacional de música Guacamaya y fundó el despacho de marca Visor Branding. Ha publicado 3 poemarios (Intradiegético, 2015; Ecuador, 2017 y Las Otras, 2019) bajo un proyecto propio, La Hoja, que busca promover la auto publicación y la poesía como quehaceres que cualquiera puede desempeñar.

_

_

_

Ana Jimena Sánchez nos muestra que el ecuador es también el punto medio del amor, de las manos que colman, tantean, desnudan y se aceptan. De lo que se siembra, del árbol que somos, del mediodía en los ojos de quien no(s) ama.

La bandera blanca del poema y Las Otras que somos, las enteras, las del mundo. Una y todas. El dorado ardor de lo que salva, olvida y reencuentra en la  escritura.

Así la poética de Ana Jimena es un campo minado en la piel de la belleza.

Lean, cedo el testigo.

Gabriela Rosas

_

_

_

_

2.

Si fuera pequeña
ciudad de mapa
igual querría
que me miraras.

_

_

3.

Le escribo a ella
cuando las cosas van mal
Cuando no hay cosecha de higos
o el país se quema
Le escribo
pero no menciono
que las cosas van mal
Y la amo en cambio
Y le cuento historias pequeñas
Ayer probé el maracuyá
Hoy terminé los carteles
Y ella me responde
simple y cotidiana y jubilosa y entera
A qué te supo el maracuyá
Cómo quedaron los carteles
Como si discretamente y detrás
me dijera
Vendrán los higos
Renacerá tu país.

_

_

6.

Yo tenía una intuición bajo
la lengua
como una uva que retoza
pero que uno no se atreve
a morder
la tenía asomada al final
de cada verso
como una letra
pegándose siempre a la
última palabra
como diciendo
no me acabo
no me acabo nunca
y yo esperé
esperé a que la intuición
se rompiera sola
y que sola me dijera
lo que siempre imaginé que me diría
que cuando tú llegaras
yo
de manera clara
contundente
irremediable
me quedaría
sin poemas.

_

_

9.

No dejes que se caiga
de mi boca la noche.

_

_

13.

Me tomé
el tiempo
de quererte
por si quererte

fuera algo
que tuviera tiempo

y se tomara.

_

_

16.

Éramos dispares / por lo que es
evidente / no queríamos
visitar los mismos lugares / ni desempeñar
oficios parecidos / yo ordenaba la casa
opuesta a su manera / y viceversa /
a ella le gustaba la sombra / el bosque /
los papiros / acampar / a mí no /
pero teníamos algo en común / una cierta
cosa de querer amar la vida / por ser corta /
por ser infinita / y ese tipo de afinidad
nos bastaba.

_

_

24.

Tu cuerpo es un palíndromo
donde
soñar años.

_

_

36.

Yo amé siempre
tu forma de decir
que el mundo
no era nuestro.

_

_

39.

De qué infiel manera
nos hacemos
olvido.

_

_

42.

Deja que venga la distancia
que crezca
que nos aparte
al fin que en nuestra tierra
redonda en sí misma
la lejanía
no es más que la aproximación
del encuentro
del otro lado.

_

_

Ecuador. La Hoja Poesía Viva (2017)

_

_

_

_

Bajo qué cuerpo
late mi
memoria.

_

_

La vida

Aceptar
que el poema que
llega
no siempre es
el que una
quisiera.

_

_

Luna llena

Duermo
en la constelación
de tu
espalda.

_

_

Antigua Grecia

De ese mundo lejano
desde donde aprendí
a quererte
me reportan: nadie
regresa intacta
de ese mundo
lejano
en el que bautizaste
mi boca
en el que la mitad de
mi cuerpo
sigue desaparecido
sólo queda esperar que
lejano
(no sea) olvido
(y que olvido
sea solo una palabra que)
no dure
para siempre.

_

_

Rama

Lleno de
aves
tu corazón
es árbol.

_

_

Malva

Sembré
en el huerto de tu
cuerpo una palabra
recordatorio de un tiempo
que espera
para darte lo mejor
y supe
a la orilla de tu herida
que las cosas
son
lo que
son
que quien no ama
no sobrevive.

_

_

Melena

En ese rincón no había tanto
no había mi voz soñándote al sol
ni los pueblos que visitaríamos
no había nube para lloverte el pelo
ni saliva para humedecer tus papeles
en ese rincón no estaba
el impulso de mi brazo harto
de la distancia
ni nuestra memoria
ni un porvenir para
sujetarnos
había en cambio
partículas
pedazos de materia
útiles
para inventar tu carne
para inventar la mía.

_

_

Maga

A ti, ingenua
que crees descifrar
los misterios del
universo
que crees comprender
el bien y el mal
los actos en sus
orígenes
que piensas
que la ciudad nació
bajo tus ojos
no malgastes tu tiempo
esculpe tu corazón
entréganos tus sueños
y deja
que el silencio
haga lo suyo.

_

_

Nueva

Y en mi vida
que es cada vez
más pregunta
cada vez
menos mía
vienes tú
y ardes frente
a mis ojos
como un sol
bueno de
mirar.

_

_

Vientre

Cuidar una casa
abrir con delicadeza
la herida
como sembrando flores
como sabiendo
que todo crece / ser
tu propia
madre.

_

_

Las Otras. La Hoja Poesía Viva (2017)