Aristea Papalexandrou | Poesía de Grecia – Traducción de Noel Alonso Ginoris

Aristea Papalexandrou (en griego Αρίστη Παπαλεξάνδρου), nació en Hamburgo en 1970. Estudió música y literatura griega moderna y medieval. Ha publicado cinco libros de poesía: Dio onira prin (Two Dreams Ago, 2000); Allote allou (Once, Elsewhere, 2004); Odika ptina (Songbirds, 2008); Ypogeios (Underground, 2012) y Mas popserna (It’s Passing us by, 2015), por este último libro fue condecorada por la Academia de Atenas, en diciembre del 2017.

Los poemas aquí pertenecen al libro It’s Overtaking us, traducido del griego por el intelectual y poeta americano Philip Ramp.

_

_

_

La fugitiva (Esquina de Omirou y calle Sachtouri)

I

(Belleza como en el capricho)

Por las calles que transité
ella pasó también
Paseándose y cambiando
los colores del vestido
Presenciando un desfile de moda
                  a espalda
                  de los años
Paseándose y cambiando
       de forma.

II

(Belleza como en lo diabólico)

Ella me empuja    yo tropiezo
               ligeramente
Y actúo como si hubiese olvidado
          los rostros
Los menores escrúpulos
         nacen repentinamente
mueren un rato después
            más triviales aún.

III

(Belleza como un ángel)

Yo me acaricié
junto al gris que viene del negro
abrigo que tiembla
           en su sol.

IV

(Belleza como una musa)

Ella me habla y yo me esfuerzo para oír
como muchos que necesitan ser borrados
con una palabra desde el lenguaje de la muerte
            Una época.

V

Yo la conozco
Ella está en alguna parte de la esquina
de las calles Omirou y Sachtouri
Allí se oye:

Yo no he escrito los poemas.

Ella está diciendo la verdad. Ella
nunca escribió una sola palabra.

PD: Tú debes conocer muy bien a la persona desconocida
es como alguien casi a punto de hablar
antes de huir una vez más.

_

_

_

Testigo presencial

Encerrado
en su camisa blanca
hay algunos momentos del crepúsculo
cuando destella delante de mis ojos
en los está perdido, tú lo pensarías olvidado
antes que él me hiciera notar
que había salido
       está saliendo

Lo poco que sé de él es inconsistente
Él no es de aquí
y no tiene ningún sentido importante
Pero tampoco tiene la manera de ser convincente
Ese extraño digno de confianza; ellos lo escogieron
para poner en peligro la promesa de otro
El verdadero hombre que fue sacado
de la culpa
Quizá le gustaría
haber hablado sobre sí mismo
aquella noche
Acerca de la otra coartada
Todos los que vieron como él pasaba
         viniendo
infiltrando los pasos

Este humano mudo
ordenándome que articulara
          la voz.

_

_

_

Sueño no visto

_

La luna va formando el cielo
perdida en las Pléyades
de la medianoche y el tiempo escurridizo
mientras yo miento aquí sola
Safo

A orillas del lago
hace mucho tiempo
una pareja fue enterrada
tan apretados entre sí
que parecían un solo cuerpo

Nadie nunca aprendió
la razón de esta muerte
Del silencio de la pérdida
algunos retorcieron el mito y
la historia de sus dedos

Bañados en la plata de la noche
Dos almas  un mundo entero
lustrosa escultura
Él y ella

Nadie nunca aprendió que ellos tuvieron
al mundo en una cuna
de carne
Él y ella
Hasta que la tierra fuera descubierta desnuda
por las grandes sequedades
Los guijarros manchan de oro
brillando en la oscuridad
y la pareja está completamente desnuda
sin las heridas y ni un solo rasguño
erguida refracción
de la luna redonda
mirándolos

que me mira
y me castiga

el mundo entero
tú.