Jerónimo Emiliano | Lava

Jerónimo Emiliano (Cuernavaca, Morelos, México. 1991) Escritor, maestro particular y gestor cultural. Licenciado en Escritura Creativa y Literatura por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Desde 2011 imparte talleres de español, creación literaria y literatura. Fue miembro del Comité editorial de la revista La Piedra del 2009 al 2011, que obtuvo en dos ocasiones el premio Edmundo Valadés para revistas independientes del FONCA. Ha participado en festivales y coloquios como el Subterráneo de Poesía (2010), el Festival de Poesía Bajo el Volcán del Tecnológico de Monterrey (2011), la XV Feria Internacional del Libro del Zócalo en la Ciudad de México (2015) y la II Feria del Libro de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (2017). En su trayectoria literaria ha publicado los libros Frente a la ficción (Lago, 2013), Trilogía del ruido (El Ojo, 2016) y La libertad y los diamantes (Fondo Editorial del Estado de Morelos, 2018); encontramos algunos de sus escritos en revistas impresas y digitales como La Piedra, Tierra Adentro y Revolución 3.0.

_____Actualmente, cursa la maestría en Estudios de Arte y Literatura en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) donde trabaja en el proyecto de investigación: La otra literatura. Escritura y visualidad en el Códice Borgia en la Facultad de Artes de la UAEM. Así como también es coordinador de El Ojo Ediciones y columnista mensual en Página Salmón. Trabaja versátilmente con narrativa, teatro, ensayo y poesía. Los textos de Jerónimo Emiliano contienen un amplio espectro de posibilidades que describen de manera poética los misterios del hombre y la vida, como en el fragmento de su relato inédito Pez: “El pez observa su torpeza con la ternura de los milagros, carga sobre su cuerpo invisible su edad prehistórica, ríe sobre el mito de la multiplicación”. Presentamos un bocadillo literario con algunos de sus poemas visuales, y “Lava”.

__AFINIDADES

                                            A Antonin Artaud Afinidades

TRÉBOL

Trébol

LAVA

_
                                          A José Emilio Pacheco

_

Navega la piedra líquida
un anfibio prehistórico.
Jamás volverán sus patas
al torso inaudito,
cuando crece el hueco
que lo separa
de su celda primera.

Sobre el cráter silencioso
el volcán ignora
la potencial erupción
que lo engarra a la tierra.

¿Hasta dónde su estruendo
es el recuerdo antiguo
de la explosión primera;
el mecanismo
de la granada
al pie del soldado
que instrumenta
el último poema
y si agoniza
detrás de la cortina
contagia su piel
la sed del tezontle?

Y cada soplo de gas
es definitivo;
un viejo terco
espera dormido en el solar
el destino de la roca.