Cancionero anónimo 1

Jarchas¹

_

Vayse meu corazón de mib,
ya Rab, ¿si se me tornarád
¡Tan mal mi doled li-l-habib!
Enfermo yed, ¿cuándo sanarád?

_

Mi corazón se me va de mí. Oh Dios, ¿acaso se me tornará? ¡Tan mal me duele por el amado! Enfermo está, ¿cuándo sanará? 

_

_

_

¿Qué faré yo o qué serád de mibi?
¡Habibi,
non te tolgas de mibi!

_

Amigo, ¡no te apartes de mí! ¿Qué haré, qué será de mí si tú me dejas? 

_

_

_

Garid vos, ay yermanelas,
¿cóm’ contener é meu mali?
Sin  el habib non vivreyu
ed volarei demandari.

_

Decid vosotras, oh hermanillas, ¿cómo refrenaré mi pensar? Sin el amado, no viviré, y volaré a buscarlo.

_

_

_

Com si filiolo alieno
non más adormes a meu seno.

_

Como si fueses un hijito ajeno, ya no te aduermes más en mi seno. 

_

_

_

_


¹ He aquí unas cuantas muestras de estas canciones, las de tradición más antiguas de todos los pueblos de occidente europeo. Por la excepcional dificultad de su lengua hispánica, damos la traducción moderna.