Inger-Mari Aikio | Poesía de Finlandia

Inger-Mari Aikio (Ima) Poeta, escritora, traductora, compositora y directora audiovisual. Nació en 1961 en Ohcejohka, Utsjoki. Vive en Samiland, al norte de Escandinavia. Trabajó como reportera y periodista de radio. Es productora de filmes documentales y videos musicales. Ha publicado diez libros en Sámi de Norte dirigido a diverso público: siete libros de poesía, dos libros para niños y una novela para adolescentes y adultos. La difusión de su obra traspasado fronteras siendo traducida al inglés, español, noruego, húngaro, finlandés, francés, italiano, árabe, kiswahili y búlgaroCompositora de 45 canciones y dirigido 12 videos musicales, así como también de 11 filmes documentales.  Nominada al Premio de Literatura Nórdica (2004) y ganadora en los Premios Skábmagovat Film Award (2013) y el State Award for Children’s Culture (2015).

_

_

_

Cien

_

¿y si todos mis hombres
se reunieran alrededor de mí
al mismo tiempo,
el muerto también,
joven en la mañana,

por la tarde solo como ellos son
o serían
si estuvieran vivos?

¿qué dirían o harían?
¿qué haría yo?
¿quiénes me querrían?
¿a quiénes yo?

¿y qué pasa con los que me acosté
en mi soledad
o en mi calentura?
¿al que yo realmente amé?
las semillas de sentimientos, de los hombres,
nubladas cien veces
mezcladas cien veces,
cien que dejaron caer sus cornamentas.

_

_

_

120 grados

_

se erige majestuoso y seguro
120 grados hacia el techo

si me parara encima
podría colgar las cortinas

con un giro de hula-hula
no se estremece,
desciende 90 grados
cuando cuelgo una toalla húmeda goteando
para secar.

_

_

_

El tren expreso

_

tú me llenas
al borde
al mismo fondo
tú te estremeces
tú te encoges
¿es eso?

¿37 segundos?

_

_

_

Borlas de seda

_

110,000 borlas de seda
goteo sobre una espalda morena
su río seductor
es una llamada a bucear
investigar las cuencas, los bancos de arena rocosos

un pilar sube
aparece como un ladrón
alardeando
presumiendo
prueba el aire como una serpiente

una lágrima surge del ojo
humedece la esencia
alza las olas
la seda negra lame el pilar
haciendo cosquillas, pegando,

las gotas de risa
la cascada en el estuario.

_

_

_

Casi perfecto

_

¿estás dormido?
¿vendrás a mi cuarto?
un momento robado
un tiempo adulto
la pura diversión

un alto, delgado, hermoso
fuerte lince joven
un pastel soñador
relleno de moras frescas
¡y soy la que tú quieres!

la puerta cruje
mi respiración retiene.
Salgo furtivamente mientras golpeo
tu puerta, espera entreabierta
yo me deslizo dentro

la oscuridad arquea
nos ofrece la bienvenida
nuestras manos apresuradas
la costura de la cintura de las lágrimas de mi gákti
cualquier cosa, no importa ahora

nuestras yemas de los dedos bailan un pasito
en su pecho liso
la piel morena patina encima de mi cúspide ósea
los tropiezos en un remiendo sin nieve,
hinchándose los labios

la cabecera de la cama llora
cuando yo caigo de espaldas
la sangre espesa
anticipación del carbón caliente

¿pero entonces?

una verga, una polla, un rabo
pobre estimado pequeño
ciertamente gallarlo
como un pequeño cordero resistiendo.