De la poesía medieval al haiku

La composición poética conocida como waka, significa «canción o poema japonés». Probablemente, el término empezó a utilizarse en el siglo IX con el fin de marcar ciertas distancias con respecto a la poesía china que leían y escribían los japoneses cultos durante la dinastía Tang (época en que el arte chino amenazó con dominar en Japón). Durante ese periodo se rompieron los lazos diplomáticos y económicos entre el imperio nipón y China, situación que animó a los escritores japoneses a practicar las tradiciones y los géneros locales. El pueblo japonés componía waka para ocasiones ceremoniales mucho antes de la consolidación de una cultura literaria propiamente dicha, e incluso cuando la escritura arraigó como medio de expresión cultural, la recitación de waka siguió siendo una manifestación artística pública y un medio de comunicación privado.

______Existían dos tipos de principales de waka: una forma larga (choka) y una breve, que más tarde pasaría a ser conocida como tanka. Está última se convirtió en la modalidad poética más popular en Japón, y el haiku deriva de ella. La composición de los tanka se regia por unas normas estrictas: cinco versos, cada uno con 31 sílabas según el patrón 5-7-5-7-7. En la escritura japonesa, los versos se disponen en caracteres alineados verticalmente; la traducción las muestra de manera convencional, como los versos de una poesía.

______La mayoría de los waka o tanka eran obra de la elite cultivada. La caligrafía, la habilidad musical, el conocimiento de poemas clásicos y la capacidad de componer tanka originales eran talentos muy apreciados entre la aristocracia. La voz del pueblo, no obstante, nunca se silencio del todo. Las grandes antologías de poesía nacional, el Man’yoshu y el Kokinshu (cuyos «miles de hojas» representan la tradición poética más antigua de Japón) contienen canciones y poemas de personas anónimas, monjes y soldados, así como composiciones de la nobleza. La más antigua de las dos colecciones, el Man’yoshu, incluye más de cuatro mil poemas, algunos de los cuales datan del siglo V. Los poemas recogidos en el Kokinshu, compilado en torno al  año 920, resulta de especial interés para el desarrollo del haiku, ya que hallan organizados según el tema: el amor y las cuatro estaciones. Ese orden acabó imponiéndose y durante muchos siglos determinó los temas que se consideraban dignos de estudio por parte de los poetas profesionales que se ganaban la vida enseñando a escribir haikus: «los maestros del haiku».

_

_

_

El helecho brota
sobre el arroyo
que corre por las rocas.
¡Llegó la primavera!

Príncipe Shiki

_

_

_

En mi viaje en solitario veo bajo una colina una barca
pintada con arcilla roja que navega hacia la otra orilla.

Kurohito

_

_

_

A nadie le importó
que la belleza de las flores se marchitase.
Y yo me vi envejeciendo en el mundo
mientras caía la lluvia.

Komachi

_

_

_

Con la premura por abandonar este mundo de rocío
podría desvanecerse el tiempo entre el principio y el fin.

Genji

_

_

_

Un mundo de rocío antes de los vientos otoñales,
no es sólo de estas frágiles briznas de hierba.

Emperatriz

_

_

_

Llego a casa, a nuestro cuarto.
En el extremo de nuestra cama
yace su reposacabezas de madera.

Hitomar

_

_

_

Se me clava en el talón
cuando entro en el dormitorio:
el peine de mi difunta esposa.

Buson

_

_

_