Arthur Rimbaud | El corazón robado

Fue la influencia mayor que se ejerció sobre Verlaine. Más joven, no llegó a conocer el Parnaso, y su poesía goza de una libertad musical casi completa. Fue un maestro del verso libre y de la prosa poética. Antes de haber cumplido los veinte años, ya había publicado sus dos obras maestras: Les Illuminations  y Une Saison en Enfer. Su inspiración, como se ve en Le Bateau Ivre y en el famoso Sonet des Voyelles, se basa en la alucinación y la evocación “cenestésica”.  Como Baudelaire, los “poetas malditos” y hasta cierto punto Verlaine, se interesa por el aspecto “negro” de la realidad, por lo cual los surrealistas lo consideran como un precursor.

_

_

_

El corazón robado

_

Mi corazón triste babea por la popa,
mi corazón cubierto de cuarterón:
arrojan sobre él chorros de sopa,
mi corazón triste babea por la popa:
bajo las pullas de la tropa,
que lanza una carcajada general,
mi triste corazón babea por la popa,
¡mi corazón cubierto de cuarterón!

¡Itifálicos y pipiolescos
sus pullas lo han depravado!
En el timón se ven frescos
itifálicos y pipiolescos.
¡Oh olas abracadabrantes,
tomad mi corazón, lavadlo!
¡Itifálicos y pipiolescos
sus pullas lo han depravado!

Cuando hayan agotado su tabaco,
¿cómo actuar, oh corazón robado?
Aparecerán hipos báquicos
cuando hayan agotado su tabaco,
tendré sobresaltos estomacales,
yo, si mi corazón es envilecido:
cuando hayan agotado su tabaco,
¿cómo actuar, oh corazón robado?

_

_

_

_

_

Posted in: Poesía, Vuelta