Yo tengo los restos de esa noche: Carolina Massola

Carolina Massola Poeta y traductora de francés por el IES en Lenguas Vivas. Nació en Buenos Aires, ciudad donde reside. Perfeccionó sus estudios de francés en Francia – Sorbona (París IV). A su regreso cursó estudios de Letras en la Universidad Nacional de Buenos Aires. Algunos de sus poemas han sido publicados en la Revista de poesía de Madrid El Alambique,  en la revista Prisma N°12 de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges y recientemente en la Revista de poesía francesa ARPA Nº115-116. En 2009 publicó Estado de gracia, libro de poesía incluido en la colección “Fénix” de Ediciones del Copista. En 2013 publicó el libro de poesía La mansedumbre del pez en Zindo & Gafuri Ediciones. Ambos libros traducidos al francés por Yves Roullière. En 2016 publicó su último libro de poesía Planetaria por el sello Modesto Rimba. Actualmente trabaja en la traducción de diferentes proyectos y en la corrección de su próximo libro de poesía. Dirige los siguientes blogs: http://lacitedesmiroirs.blogspot.com.ar/ y http://esquirlassobreelpuente.blogspot.com.ar/

 

 

 

 

*

 

Existe un río de materia estelar

entre galaxias y puentes

soles atados entre sí

en constante gravitación

en brazos giratorios

derraman estrellas

 

el Universo       indiferente

cae

se aleja de sí

 

 

 

 

*

 

¿Cómo comprender que en esos corredores de polvo y gas

se estaban gestando los mares           los días,

los rumores de la escarcha

o el destino de la luz?

 

Precipicios donde caer la mirada, la intuición

de un devenir que nacía.

 

 

 

 

*

 

Existe esta memoria estelar

donde arden los rostros del Universo

donde caer es girar en torno a incontables soles

e incontables mundos surgen de mí

estallan de mí

se expanden en un remolino solar

soy eso que se aleja

este caer del centro de la estrella

en un temblor de nacer que vibra

en cada partícula del Universo

en cada célula que respira en mí

todo es polvo gas

y confusión en mí

donde bordear las fronteras del caer

es llegar a las entrañas de la luz

que abastece al día

arañar los confines del Universo

dormir en un latido del mundo.

 

Yo tengo los restos de esa noche

y todos esos soles aullando en mí.

 

 

 

 

Tres poemas del libro Planetaria – Carolina Massola

Buenos Aires, Modesto Rimba, 2016

 

 

 

 

 

*

 

Fui el ciervo rojo en la noche blanca

y hasta la última claridad obscena

pregunté a cada piedra por el pedregal,

por algún sitio que hospedara esta osamenta,

por no yacer allí en círculos erráticos.

 

Pero sólo los copos intervenían el tiempo,

borrando cada huella    robando cada rastro.

 

En cada uno de mis helados músculos sólo una pregunta

temblaba:

 

¿Por qué abandonaste el bosque?

 

(La respuesta traía calma)

 

—Yo sólo quería la montaña—

 

 

 

 

*

a Mauro Lo Coco

¿De qué sirven estas astas,

si no puedo controlar el vértigo?

 

Las laderas de esta vida se hacen cada vez

más empinadas cada vez

detengo más el paso

me alejo más de la manada

mi bramido no los alcanza

ellos bajan de a cientos

bajan y no se detienen

puedo

permanecer todavía

girar sobre mis pasos

buscar la hierba más verde

 

 

 

 

Dos poemas inéditos de libro próximo a publicar

 

 


By H. T.