Mohan Rana

Mohan Rana nació en Delhi en 1964. Se graduó en Humanidades por la Universidad de Delhi y trabajó como escritor freelance, crítico de arte y reportero en periódicos y revistas hindi en Delhi. Vive en Inglaterra desde hace más de un cuarto de siglo, pero mantiene una estrecha conexión con su lengua materna escribiendo en hindi. Sus poemas han sido publicados en los principales periódicos hindi, en revistas y en Internet.

  ¿Qué hace la poesía de Mohan Rana tan magnética? Las características más destacables de su trabajo son el rechazo a aceptar nada por las apariencias y su insistencia en cuestionar la realidad de lo cotidiano que nos rodea con la curiosidad y la determinación de un niño: «¿Bebe agua también el pez? / ¿Siente el sol calor? / ¿La luz ve la oscuridad? / ¿Se moja también la lluvia? / ¿Se preguntan los sueños sobre el dormir como hago yo?» («Después de medianoche»).
Sin embargo, detrás de su aparente ingenuidad hay una profunda y compleja filosofía y una gran herencia literaria: el «no-dualismo» advaita y el espíritu de las escrituras ancestrales de los Upanishads permean su poesía y le dan altura a su cuestionamiento constante de la identidad, la verdad y la existencia.

  Otros poemas están infuidos por el budismo, por ejemplo «Not what the words…», que lidia con el proceso creativo sugiriendo que el signifcado no está en las palabras poéticas sino que ya habita en el lector, pues la realidad tiene una naturaleza cíclica. En esto resuena la famosa doctrina budista de la cadena de dependencia de causa (la que afirma que toda experiencia en la vida son procesos de causalidad y este mundo es el último eslabón de la cadena de causalidad).

  Todo esto puede dar una impresión equivocada de que la poesía de Mohan Rana es demasiado cerebral e inaccesible para un lector poco familiarizado con la filosofía y la religión indias. Nada más lejos de la realidad: las temáticas de Mohan Rana son universales, y están cubiertas de sencillas, pero poderosas imágenes, tomadas tanto del mundo natural como del mundo humano.

  Una simple camisa aparece como apertura y cierre en los poemas de esta selección. Estrellas, pájaros y árboles habitan su poesía. Mohan Rana a menudo recurre en la imagen de la lluvia («El color de la lluvia», «Después de medianoche», «Not what the words…»), mostrando su fascinación por el elemento agua como depósito de memorias colectivas.

  La memoria es otro tema de la poesía de Mohan Rana. Su interés por ella quizás ensalce todavía más la difícil relación que mantiene con India, su país de nacimiento e infancia y el lenguaje de su poesía, aunque esté ahora fuera de la geografía diaria de su vida. Rana no se hunde en las arenas movedizas de la nostalgia, sino que moldea una compleja relación con la memoria y el tiempo. Poemas como «Después de medianoche» o «Cuando el pasado se acerca» reflejan esta noción de tiempo en la que el futuro es el pasado que todavía tenemos que vivir.

  La tensión entre memoria y olvido, la punzante conciencia de esta naturaleza transitoria de la vida («A los niños perdidos», «El color del agua») junto con la irrefrenable necesidad por la búsqueda de la verdad de la existencia, de reconocer la inesperada naturaleza de lo cotidiano, crean un sentido de desasosiego que es central para la poesía de Mohan Rana. El desasosiego es a veces el protagonista («Did you hear it too?»), pero más a menudo es la forma general de sus poemas.

  La sensibilidad poética de Mohan Rana es la de un viajero. Es el viaje a sí mismo lo que le interesa, no tanto el destino, cuando toma «el camino que lleva a ningún lugar». Al igual que uno de sus más famosos predecesores, el fundador del modernismo en la poesía hindi Sachchidananda Vatsyayan, Agyeya, Mohan es un viajero, o «ni siquiera un viajero, sino el buscador de un camino».

  Quizás este sea el secreto de la popularidad de su poesía. Rana lleva a los lectores a un viaje de descubrimiento que nos libera de los significados aprendidos y nos revela lo extraordinario en lo cotidiano. Nos toca como ‘saber/sin libros / sermones / compases / guía / Con los Ojos Cerrados’.

 

 

Para Jane

EL COLOR DEL AGUA

 

 

Día tras día, lloviendo

como limpiando

nuestras manchas permanentes.

Pero sólo consigue desteñir

esta camisa desgastada,

y lavar de las paredes la memoria

de todas las estaciones que pasan.

 

Esto no es ni verano ni otoño ni invierno:

a veces me reconozco,

y luego olvido.

 

Quizá tras tanta lluvia todo color se lave

y quede mi camisa del color del agua.

 

2008

 

 

 

 

MIRLO DE OJOS AZULES

 

 

¿Estará bien decir algo de mí mismo?

Solo esto será suficiente:

 

Soy un pájaro negro de ojos azules,

mis alas conocen todas las direcciones,

mi vuelo ha tocado el color del cielo,

remontando las alturas he visto la oscuridad más allá.

He perseguido desiertos crecientes y ríos moribundos,

he besado la angustia que se derrite en la lluvia,

he visto a una mujer dar a luz

en un árbol sitiado por las inundaciones.

He cambiado mi cuerpo tantas veces.

Pero sigo siendo un pájaro negro de ojos azules.

 

Gente escapándose de las guerras, escondiéndose,

escalando cimas escarpadas, al verme se detienen

asombrados de estar tan arriba, tan lejos,

a pesar de que vivo en sus corazones,

en las arrugas profundas de sus caras,

hay países devastados y reconstruidos.

Compran nuevos candados, llaves nuevas hacia nuevos cielos.

¿Qué pensaba Boabdil cuando le entregó a Isabel

las llaves del Alhambra, susurrando,

“Aquí están las llaves del paraíso”?

Este vuelo interminable sin día ni noche,

a veces el sol se pone y nace, a la vez.

Las coordenadas se encierran en mis ojos

leyendo el diario de sueños de un poeta,

perdido en la niebla, caigo en algún lugar,

me fundo con el polvo de la tierra,

un pájaro negro de ojos azules que nace de nuevo

 

Entonces fechas, ahora pistolas, me apuntan.

No tengo miedo, mi sangre se mezclará con el carmesí otoñal.

Alzaré mi vuelo de nuevo desde algún otro país

en alguna otra dirección,

esculpiendo vida de tus palabras

Yo no soy de este mundo.

¿Estará bien seguir diciendo algo más de mí mismo?

Solo esto será suficiente.

 

2001

 

 

 

DESPUES DE MEDIANOCHE

 

 

He visto las estrellas a lo lejos

tan lejos como Yo de ellas,

las vi en este momento,

en momentos del pasado destellante.

En la ilimitada profundidad de la oscuridad,

estas horas

atraviesan la noche persiguiendo la mañana.

 

Y no puedo decidirme:

¿vivo esta vida por primera vez?

¿O repitiéndola, al vivir olvido

el primer aliento cada vez?

 

¿Beberá agua también el pez?

¿Sentirá calor el sol?

¿Verá la luz a la oscuridad?

¿Se mojará la lluvia también?

¿Se harán los sueños preguntas sobre el sueño

como me las hago yo?

 

He andado un largo, muy largo camino,

y cuando vi, las estrellas vi muy cerca,

Hoy ha llovido todo el día,

lavando de tu rostro

las palabras.

 

2009

 

 

 

DOS METROS DE TIERRA

 

 

¿Dónde has desaparecido, o quizás esté yo perdido?

¿En qué esquina de la ciudad, dónde?

En dos metros de tierra,

ni siquiera eso me pertenece.

 

Sin distancias, ni una mente airada

Sin razón alguna para recordarte

Con el mal tiempo como pretexto para olvidarte

Como ese dolor de cabeza

que se come el tiempo

y sigue comiendo lo que encuentra.

Como hoy, que todavía sigue hambriento.

 

¿O soy yo el que me pregunto

comiéndome el tiempo crudo?

¿Por qué estoy hambriento

como ese dolor de cabeza?

Creyendo que estoy royendo

algún hueso duro

 

Ahora incluso he olvidado

qué te había preguntado

respondiendo mi propia pregunta

en dos metros de tierra

que ni siquiera me pertenecen.

 

2011

 

 

 

EL CARTÓGRAFO

 

 

Entre las líneas estas tú,

ausente, pero silenciosa presencia.

Como la lluvia está ausente en las nubes que pasan.

Ahí estás, ausente, en cada espacio vacío

de vida, en cada hueco del tiempo,

en esas carreteras azotadas de pánico.

No miro a través de ninguna ventana,

no me paro en ninguna puerta,

no miro el reloj

no oigo la llamada de nadie.

Así como la geografía cambia sus fronteras,

el miedo es mi única compañía.

 

 

2010

 

 

 

UNA CANCIÓN OBSESIVA

 

 

La noche se fué y la mañana llegó.

Así y todo, dando vueltas en la cama, no llegué a ninguna parte.

Un viaje, querido amigo, a sitios equivocados

si quieres perder el norte.

Iremos juntos, a condición primero

de que has de olvidar tu nombre.

Nadie quiere ser olvidado, es verdad,

pero ojalá recuerden su ausencia,

vida tras vida.

¿Cuándo serán reconocidos los sueños, y la verdad?

Incluso tras despertar, cómo podemos saber la verdad

cuando todo el mundo alrededor está durmiendo,

en el sueño de la memoria.

Una canción obsesiva ocupa mi mente.

 

2010

 

 

 

ECLIPSE

 

 

Intentando superar lo oscuro,

nos quedamos deslumbrados con bombillas brillantes.

Nada es visible en esta luminosa oscuridad.

Hemos construido una nueva oscuridad en cuya luz

hemos borrado el día corriendo una cortina

a lo largo de la ventana.

 

Intentando curar tu desesperación

incluso he olvidado mis errores de cálculo.

Si tú no encuentras la astilla de esperanza

mientras buscas a tientas en esta densa oscuridad,

apaga las luces cuando salgas de la habitación,

para que así yo pueda ver la oscura luz de las estrellas

tras mis párpados cerrados.

 

2010

 

 

 

EL PASILLO

 

 

El pasillo está vacío

Toda decisión está ya tomada

Todo espera acabado

La luz del sol cae sobre los tiestos

Como la verdad llega filtrándose

El pasillo está vacío

 

Inmutable a pesar del paso de tantos pies

Un espacio vacío, unos pocos pasos

Entre que entras y abandonas la casa

Ya nadie duerme aquí, en sábanas

de una noche despreocupada

 

El pasillo está vacío

entre dormir y soñar

Como ese lugar en el lado izquierdo del pecho

Que parece vacío

Donde la mano siente

Un hueco

Donde no hay aire

ni latidos.

 

 

1990

 

 

 

 

 


Versiones en castellano y los prólogos: © Genaro Delgado y © Begoña Abad

La traducción de esta pequeña selección de poemas está basada en las traducciones al inglés hechas por Lucy Rosenstein y Bernard O’Donoghue, Publicado por el centro de traducción de poesía Londres.
Esta pequeña selección de pomas fueron publicados por primera vez en India en Hindi en las siguentes colecciones.

जगह (El Lugar, 1994)

इस छोर पर (En Este Lado, 2003)

रेत का पुल (Puente de Arena, 2012)

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s